Macarrones gratinados

Editado macarrones al horno

Hoy, traigo una receta de esas que son para todos los niveles… ¿Por qué? Me han llegado algunos correos de personas que son novatas en la cocina, otros que andan con prisa… Esta receta es para ellos. Más adelante, pondré mi receta más elaborada y completa de una boloñesa para los Gulosos más “cocinillas” o para aquellos que les guste probar recetas clásicas, o como me gusta decir a mí, más de casa, que como todos sabemos son más sanas y menos grasas (y menos azucaradas, ya que ultimamente, cada vez que leo una lista de ingredientes de precocinados aparece el azúcar), debido a que no le echamos aditivos que quizás productos elaborados ya lleven.

Con respecto a las cantidades, sabéis que me encanta que busquéis el punto que más os agrade personalmente… más carne, más pasta, a partes iguales… eso es decisión vuestra. Voy a poner una receta de referencia para aproximadamente 4 personas, tal y como gusta en casa, más carne que pasta, y las especias serán en modo “seco” para las personas que busquen la rapidez y la sencillez del plato, como siempre a vuestro gusto. Así que…

¡Manos a la cocina y que disfrutéis del sabor de este plato tan sencillo!

Ingredientes:

  • 500 gr. de carne picada (la que queráis, pollo ternera, cerdo… yo utilicé la ternera en este plato)
  • 80 gr. de pasta (usé macarrón fino)
  • 400 gr. de tomate frito
  • Ajo en polvo
  • Orégano
  • Pimienta negra
  • Sal
  • Aceite
  • Agua
  • Queso rallado en hilo (si puede ser especial gratinar o mozzarrella rallada, mejor)

Elaboración:

  1. En una olla poned agua con sal a hervir para cocer la pasta y seguid el tiempo y procedimiento que aconseje el fabricante.
  2. Mientras que se calienta el agua y posteriomente cuece la pasta, en una sarten poned aproximandamente unas dos cucharadas de aceite de oliva a calentar y cuando esté caliente, echad la carne para que se vaya haciendo.
  3. Cuando esté lista, echad las especias al gusto y tras ello el tomate para que todo se una. Ojo. Una vez toda la salsa se haya cocinado es cuando debemos rectificar de sal. ¿Por qué? Porque las salsas de tomate frito ya elaboradas tienden a venir ya con este ingrediente, y no querremos fastidiar el plato por ese pequeño detalle. es más yo lo hago una vez ya la he mezclado con la pasta.
  4. Precalentamos el horno a 180ºC
  5. En una fuente para horno mezclamos la pasta, la salsa boloñesa express que hemos realizado y espolvoreamos con el queso rallado por encima (Cantidad al gusto, pero si cubre todo mejor, para evitar que se seque la pasta)
  6. Metemos la fuente al horno hasta que el queso este doradito o en el caso de la mozzarella bien derretida.
  7. Sacamos del horno con cuidado de no quemarnos y servimos

¡Que aproveche!

Anuncios

Falsa Mousse de Limón

La he llamado falso mousse por una cuestión muy sencilla, la mousse original se hace con claras de huevo montadas a punto de nieve, pero acordándome de las muchas personas que son alérgicas al huevo y además, de otra mucha gente que siempre va con prisa, he cambiado el huevo por nata para montar (ya pondré más adelante la versión original), se monta más rápido que el huevo, evitamos dicha alergia y además, lo bueno que tiene la nata montada a mano es que es más difícil de que se “baje” que las claras a la hora de incorporar los demás ingredientes, por lo que, esta receta va genial también para cocineros que están aprendiendo. ¡Espero que os guste!

 Ingredientes para 4/6 personas:

  • 600 ml. de nata para montar.
  • 75 gr. de azúcar (o un par de cucharadas de edulcorante en polvo.)
  • 2 limones.

Preparación:

  • Monta la nata con el azúcar
  • Aparte ralla la cascara de un limón y reserva la ralladura, luego abre por la mitad y exprime el zumo.
  • Con el otro limón corta un par de rodajas de la parte central y el resto del limón lo exprimes.
  • Pasa por un colador el zumo para evitar que después nos pase a la nata, trozos de la pulpa o los huesos del limón.
  • Añade el zumo de limón y parte de la ralladura a la nata y mover bien. Mi consejo es que lo añadas poco a poco porque no sabes como de ácido te va a gustar. Meter a la nevera hasta que te apetezca comerlo, ¡No tienes que esperar si no quieres!, pero fresquito esta más rico.
  • Al final sirve la “mousse” decorándola con un trocito de limón o una rodaja, lo que prefieras a la hora de decorar, eso a gusto del cocinero, y espolvoreado con un poco más de ralladura.

NOTA: Que te gusta más dulce echa más azúcar  menos dulce, menos. Eres diabético o quieres saltarte la dieta sin pecar mucho, usa dos cucharadas de edulcorante en polvo o una del liquido, que, por cierto también vale hacerlo sin azúcar, ni nada y posteriormente añadirse edulcorante. Como digo yo, eso va al gusto del que lo haga. Porque lo que “El Placer de La Gula” busca en vosotros es, ¡Qué disfrutéis haciéndolo y después comiéndolo!

Falso mousse de limón para niños