Salsa Verde

Hoy os dejo una receta básica en cocina como lo es la salsa verde. Se utiliza normalmente para pescados y mariscos.

Quizás el plato más famoso sea la merluza en salsa verde. ¿Quien no ha oído hablar alguna vez de él? Así que manos a la obra y a sorprenderos vosotros mismos con cuantas combinaciones podréis hacer con esta salsa.

¡Buen provecho!

Laurel y perejil

Ingredientes:

  •  Una cebolla
  •  2 dientes de ajo
  •  Una cucharadita de sal
  •  6 cucharadas de aceite de oliva
  •  2 cucharada sopera de harina
  •  Pimienta
  •  Laurel
  •  600ml de caldo de pescado
  •  Perejil fresco

Elaboración:

Lo primero que tenemos que hacer para hacer esta estupenda receta de Salsa Verde es pelar la cebolla y picarla muy finita o triturarla quien lo prefiera (Yo la trituro) y los ajos en láminas, a continuación lo ponemos a sofreír en una cacerola con el de aceite de oliva.

Una vez estén bien dorados, le echamos la harina, se remueve muy bien y acto seguido vertemos el caldo de pescado; también añadimos una pizca de sal y por último un poco de pimienta. Vamos removiendo con mucho cuidado durante 5 minutos mientras se va cocinando todo.

Picamos el perejil muy finito, y se incorpora a la cacerola, junto con el laurel y lo dejamos que cueza. Y… ¡Voilà! Nuestra salsa lista para usar.

Anuncios

Bacalao al Pil Pil

2013-03-19 13.59.12

Es el plato tradicional por excelencia de bacalao en España. Es de origen vasco y cuenta la leyenda que nació de la necesidad que acuciaba en aquella época Bilbao y que gracias al error en un pedido realizado por un comerciante y a las reservas de aceite de éste, que el pueblo sobrellevó mejor la hambruna surgida de los dos ataques carlistas.

Es muy sencillo, con solo tres ingredientes, aceite, ajo y bacalao, aunque hay personas que también les añade guindilla. Lo único que requiere este plato es paciencia y dos puntos básicos: El bacalao en su punto y salsa bien emulsionada. No tiene nada de complicado. Os cuento:

Ingredientes:

  • 800 gr. Bacalao desalado cortado en lomos
  • 7 Dientes de Ajo
  • 200 ml. de Aceite
  • Guindilla (opcional y al gusto)

Elaboración:

  1. Cortar los ajos en laminas y echarlos en una cazuela con el aceite bien caliente y dorarlos
  2. Retirar los ajos y reservarlos
  3. Esperar que atempere el aceite y “cocer” el bacalao en el aceite a baja temperatura durante unos minutos en la cazuela con la piel hacia abajo.
  4. Retirar del fuego y con movimientos circulares o de vaivén a la cazuela se va emulsionando el aceite con la gelatina que tiene el bacalao (esta es la parte que requiere más paciencia) cuando la salsa esté espesa y haya ligado lo suficiente emplatar.
  5. Decorar con los ajos reservados y rodajitas de guindilla.

¡Que aproveche!